FUERZA SIKURI

¡ Fuerza Sikuri ! es el grito inicial con que suelen alentar su música los Sikuris. Estas palabras con gesto de valor y de vitalidad inspiraron el nombre de nuestra agrupación.

El inició fue en Berlín a finales de 1998. El grupo se adaptó al contexto del lugar y las circunstancias pero insistiendo en la médula del Sikuri. Detalles decisivos como el ciclo agrario, lamentablemente pierden vigencia en la lejanía; es obvio también la falta del fondo inspirador de los andes con sus punas, cerros, caseríos, etc., el calor del Ayllu (comunidad), el Ayni (ayuda recíproca), la Minka (trabajo comunitario) y todos aquellos detalles grandes y pequeños que en conjunto motivan al Sikuri. En el trajín de las urbes la espontaneidad de la naturaleza queda postergada; pero aún así el Sikuri hace presencia, porque la perseverancia siempre fué su esencia; por eso su adaptación y continuidad.

Fuerza Sikuri lo conforman hombres y mujeres de distintas procedencias; nos reunimos periódicamente para tratar temas de interés común, realizar algunas actividades, y sobre todo para ensayar y tocar Sikuris. El número de los integrantes es variado y gira en base al núcleo de los constantes; para el principiante siempre hay quien se encarga de sus primeras instrucciones y de agenciarle un instrumento.

En lo artístico nos dirijimos a la riqueza que nos ofrece el Sikuri con su fuente tradicional; de allí proviene nuestra motivación, repertorio e instrumental. Para grandes acontecimientos nos reforzamos con amigos cultores de Sikus de otros lugares. Nuestras actuaciones son generalmente de carácter cultural y evitamos las exigencias mediáticas de la superficialidad y del mercado. Guardamos autonomía y no tenemos compromiso con ninguno de los partidos políticos, religiosos ni nacionalistas convencionales; pues en el espiritu del Sikuri se resumen intuitivamente todas esas necesidades que son su esencia y razón de ser.